jueves, 31 de agosto de 2017

Consejos para el periodo de adaptación

La llegada a la Escuela implica, para la mayoría de los niños, la primera separación del entorno familiar, de aquel que le ofrece una seguridad psicoafectiva. Significa establecer nuevas relaciones con otros adultos y niños, habituarse a un nuevo espacio y, muy a menudo, a un nuevo horario.

Desde la Escuela facilitaremos este proceso atendiendo y dando respuesta a las necesidades del niño y permitiéndole el descubrimiento de un entorno que le aportará nuevas y ricas vivencias y experiencias. Un entorno que proporcionará bienestar al pequeño, dónde se sentirá a gusto y crecerá feliz.

El proceso, que supone el conocimiento y la aceptación de una nueva situación, es el que conocemos como adaptación. Un periodo en el que es frecuente que el niño manifieste sus miedos y su inseguridad con llanto, inactividad, tristeza, dependencia, cambios en los ritmos del sueño y en los hábitos alimentarios...

Todo ello es normal y forma parte de este proceso, mediante el cual el niño se adaptará a un nuevo espacio y a unas nuevas rutinas y se relacionará con otros adultos y niños.

CONSEJOS


  1. Ten actitud positiva. Para ti, el inicio de curso también es un momento de cambio, de inseguridad... Las emociones se transmiten fácilmente, y los niños y las niñas las captan enseguida. Por ello, debes mostrarte tranquilo/tranquila y confiado/confiada, y así fluirán sentimientos positivos.
  2. Anticípate. Explica todos los días a tu hijo o a tu hija lo que va a ocurrir: va a ir al cole solamente durante un rato y vais a volver a por él o a por ella. Díselo claramente, sin mentirle. Háblale de la Escuela como algo positivo, un lugar divertido donde va a jugar.
  3. En la despedida dile "adiós". En el momento de la despedida es fundamental que estés tranquilo, y siempre dile "adiós". No te "escapes" nunca aprovechando que está distraído o jugando. También debes tener en cuenta que el tiempo de llanto se reduce al tiempo que dura la separación: si esta es corta y te marchas enseguida, el rato de malestar del pequeño o de la pequeña se reducirá.
  4. En la recogida sé puntual. Así, evitarás aumentar su angustia ante la presencia de otras familias.
  5. Aplaza otros cambios. Dado que la incorporación a la escuela supone un cambio muy importante, es conveniente aplazar otros (la retirada del pañal o del chupete, el cambio de habitación... ) y realizarlos cuando ya estén adaptados al cole. Además, si informas de estos cambios a la tutora, contarás con la colaboración de la Escuela.

SOBRE EL TIEMPO


El concepto de tiempo de los niños y las niñas es muy diferente de los adultos. Al principio les costará comprender que van a estar separados de vosotros solo por un rato y no entenderán que vais a volver. Ellos conciben esta separación como definitiva.

Con el paso de los días, cada niño y cada niña empezarán a tener la seguridad de que la separación es temporal y aceptará a la profesora o profesor como una nueva figura de apego. Algunos se adaptarán rápidamente y otros necesitarán un periodo más largo.