miércoles, 19 de diciembre de 2018

Así hemos sentido el otoño

Quedan ya pocos días del otoño y os queremos contar algunas de las actividades hemos realizado durante este tiempo en la Chekechea.

Hemos jugado, explorado, probado y experimentado... un montón, gracias a nuestras profes: Desirée, Lucía, Natalia, Kanini, Cristina y Rubén.

Pero también hemos contado con la ayuda, por ejemplo, del pintor impresionista Camille Pissarro. Su obra "El bosque de Marly" nos ha ayudado a conocer cómo es un bosque en otoño, hemos visto los colores amarillo, marrón... Incluso nos atrevimos a pintar nuestra propia versión de su bosque otoñal.


El compositor Franz Peter Schubert también nos acompañó en el mes de octubre. Con su Momento Musical n.3 hemos hecho ejercicios de psicomotricidad, hemos aprendido a "hacer la fila" para salir al patio o para recorrer el colegio, nos ha acompañado como banda sonora cuando jugábamos con las hojas secas o cuando pintábamos...


Instalación de otoño

Esta ha sido una de las actividades que más nos ha gustado. Nos sorprendió y nos permitió descubrir muchas cosas que no sabíamos del otoño.

Nuestros profesores decoraron y organizaron muchos elementos relacionados con el otoño en una de las aulas de la Chekechea.

Entramos en la sala y las profesoras no nos dieron ninguna indicación, no nos explicaron que teníamos que hacer... para que sea nuestro juego el que diera vida a ese espacio.

Ellos reconocen, miran, sonríen... pero son nosotros los que jugamos.

Finalmente somos nosotros, los alumnos, los que creamos una relación con las profesoras de colaboración, encuentro y las introducimos en nuestro juego.

Hemos descubierto, experimentado, jugado con... hojas secas, frutos y hortalizas, ropa y calzado de otoño.








Todo conocimiento y aprendizaje se centra en la acción que nosotros, los niños, ejercemos sobre el medio a través de nuestras acciones.

Para desarrollar la inteligencia, necesitamos movernos y necesitamos estar en contacto con objetos que nos proporcionen diferente información sensorial.

El aprendizaje significativo, no es un proceso pasivo sino activo. Los niños seleccionamos la información del medio y a través de nuestra interacción y manipulación, generamos estructuras complejas en relación a las anteriores y así construimos el aprendizaje real.

Y esta instalación de otoño es un ejemplo de cómo aprendemos en la Escuela Infantil - Chekechea Agustinas.